Plan Anual de Control Tributario y Aduanero 2019

El pasado 17 de enero, la Agencia Tributaria publicó en el BOE las directrices generales del Plan Anual de Control Tributario y Aduanero de 2019 para garantizar la continuidad y la uniformidad de las tareas habituales de comprobación e investigación del fraude que desarrolla con generalidad.

Estas directrices giran en torno a cuatro grandes pilares que desglosamos a continuación.
 

Información y asistencia. Prevención de los incumplimientos

La prevención de los incumplimientos se lleva a cabo mediante el uso de las nuevas tecnologías, gracias a los sistemas telemáticos de asistencia (como el «Asistente virtual» del IVA, o el denominado sistema de Renta WEB telefónica «Le llamamos»).

También, mediante la disponibilidad de medios de identificación y de comunicación electrónicos, como la aplicación móvil «Agencia Tributaria», que ofrece los servicios personalizados al contribuyente, previo registro una única vez con Cl@ve PIN o referencia.
 

Fomento del cumplimiento voluntario y prevención del fraude

En 2019 se terminará de desarrollar y se implantará en la organización una herramienta de gestión de riesgos que sistematiza todos los riesgos existentes, crea colectivos de riesgos y permite un mejor seguimiento del resultado de las actuaciones llevadas a cabo.

Además, la información recibida por la Agencia Tributaria se ha visto incrementada a partir del segundo semestre del año 2017 y durante el año 2018 como consecuencia de la ampliación y puesta en funcionamiento de tres proyectos:

  • La incorporación a las bases de datos de la Administración tributaria, desde el 1 de julio de 2017, de un importante volumen de información a partir de toda la facturación emitida y recibida por las entidades integradas en el SII de IVA
     
  • La generalización del intercambio automático de información de cuentas financieras en el extranjero titularidad de residentes en España
     
  • La recepción de información referente al denominado «Informe País por País» como parte del Proyecto OCDE/G20 sobre la erosión de la base imponible y el traslado de beneficios (conocido como «BEPS», Base Erosion and Profit Shifting)

El control del fraude en fase recaudatoria

Dos son los objetivos fundamentales en esta fase:

  • Conseguir el cobro efectivo de las deudas cuya gestión recaudatoria tiene encomendada la Agencia Tributaria por Ley o convenio, satisfaciendo así un principio básico de todo sistema fiscal, como es el de suficiencia recaudatoria
     
  • Realizar todas aquellas actuaciones de prevención y control de dicho tipo de fraude, al objeto de alcanzar tanto un efecto directo, como es el del pago por los deudores o terceros que resulten obligados a ello, como un efecto indirecto, inducido, sobre el comportamiento de aquellos deudores que buscan eludir el pago de sus deudas, ocultando su patrimonio a la acción de cobro

Agencia Tributaria y Administraciones tributarias

La Agencia Tributaria, en el marco de los acuerdos adoptados en el seno del Consejo Superior y de los Consejos Territoriales para la Dirección y Coordinación de la Gestión Tributaria, potenciará los intercambios de información con trascendencia tributaria entre las Administraciones Tributarias del Estado y de las Comunidades Autónomas con la finalidad de incrementar la eficacia de la gestión tributaria, mejorar la asistencia a los contribuyentes y, singularmente, potenciar la lucha contra el fraude fiscal y la economía sumergida.

Así, por ejemplo, continuarán los intercambios de información sobre los datos censales más relevantes de los obligados tributarios a través del Censo Único Compartido.

Para más información, puede contacto con la asesoría fiscal de GD Asesoría.

Asesoría Valencia, Barcelona, Madrid, Bilbao,Zaragoza

Contacta ahora
Anterior
Siguiente