nueva ley hipotecaria

Con mucho retraso, finalmente sale a la luz la nueva Ley reguladora de los contratos de crédito inmobiliario o “ley hipotecaria”, que tiene como objeto la transposición de la Directiva 2014/17/UE, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 14 de febrero de 2014.

Entre otras medidas, la nueva ley establece el reparto de gastos entre la entidad financiera y el consumidor, un abaratamiento de los intereses de demora y de amortización anticipada, o el aumento de los meses de impago antes de que se ejecute un crédito.

El objetivo es reforzar las garantías para los prestatarios en el proceso de contratación y evitar en última instancia la ejecución de este tipo de préstamos en vía judicial  con la consiguiente pérdida de la vivienda.

Qué materias regula la nueva ley

Afectará a todas las personas físicas, con independencia de que sean o no consumidores. La Ley regula tres aspectos diferenciados:

  • normas de transparencia y de conducta que imponen obligaciones a los prestamistas e intermediarios de crédito, así como a sus representantes designados
     
  • régimen jurídico de los intermediarios de crédito inmobiliario y los prestamistas inmobiliarios
     
  • régimen sancionador para los incumplimientos de las obligaciones contenidas en la misma. 

Además, se introducen una serie de disposiciones que regulan aspectos que no están específicamente previstos en la normativa europea o que van más allá de su contenido, por ejemplo, exigiendo mayores garantías, reforzando las existentes, estableciendo una regulación clara y sencilla que evite dudas interpretativas innecesarias o estableciendo mecanismos de solución de conflictos o situaciones que pudieran variar la situación del prestatario en las condiciones que contrató. 

Aspectos fiscales a tener en cuenta

Entre las medidas que recoge, se encuentra la modificación de la regulación de los beneficios fiscales y exenciones subjetivas del sujeto pasivo de AJD en los préstamos hipotecarios.

Así, aclara que estos beneficios fiscales no son aplicables para el caso de los préstamos hipotecarios, en los que el sujeto pasivo es el prestamista, salvo que se dispusiese expresamente otra cosa.

En relación con las normas de transparencia en la comercialización de préstamos inmobiliarios, aclara que el pago del impuesto se debe realizar de conformidad con lo establecido en la normativa tributaria aplicable.

Este contenido es general y meramente informativo. Si necesitas asesoramiento en el ámbito mercantil empresas, no dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo de profesionales.

dudas

¿Tienes alguna duda?

Si tienes alguna alguna duda acerca de "Las medidas más importantes de la nueva ley hipotecaria " ponte en contacto con nosotros.

Contacta ahora
Anterior
Siguiente