Asesoría mercantil: ¿Qué ocurre si recibe una notificación del Catastro que aumenta el valor de un inmueble?

Desde hace un tiempo la Gerencia Regional o Territorial del Catastro está llevando a cabo una campaña de investigación para aflorar obras no declaradas y así aumentar el valor catastral de los inmuebles afectados.

La Administración ha detectado que hay múltiples construcciones y edificaciones que no están regularizadas, que se han efectuado pero no se han comunicado al Catastro y por tanto su superficie y la que figura en dicho organismo no coincide. 

Se busca detectar sobre todo omisiones de construcciones, reformas, rehabilitaciones y cambios de uso en los inmuebles y realizar fotografías de todas las parcelas con construcción con el fin de detectar omisiones, en especial, con el objetivo de la regularización de piscinas.

 

¿Qué efectos tienen para los contribuyentes estas regularizaciones?

El procedimiento de regularización tiene el objetivo de dar de alta en el Catastro cualquier alteración que se haya realizado en el inmueble y que no hay sido declarada al mismo. No hay que olvidar que cada vez que se realiza una obra o se cambia el uso de un inmueble los contribuyentes titulares deber comunicárselo a Catastro.

El procedimiento se inicia de oficio por la Administración. Por cada dato inexacto o incompleto que detecta la Administración y que debe regularizarse:

  • El contribuyente debe abonar una tasa de 60 euros.
  • Se notifica el aumento del valor catastral del inmueble y por tanto se paga más IBI. Otros impuestos se calculan a partir del valor catastral (plusvalía municipal, imputación de rentas inmobiliarias en el IRPF, Sucesiones y Donaciones, Actos Jurídicos Documentado, etc.), por lo que si éste aumenta, aumentará su tributación.

Cuando los técnicos de la administración detectan alteraciones en los inmuebles, realizan una valoración, y después el Catastro envía al titular del inmueble una “propuesta de resolución con acuerdo de alteración” donde se señala la metodología empleada en la valoración así como el nuevo valor resultante.

El Catastro automáticamente envía una notificación al contribuyente y a la vez al Ayuntamiento para que proceda a rectificar las liquidaciones del IBI de los últimos cuatro ejercicios no prescritos.

 

¿Se pueden recurrir estas propuestas catastrales?

Sí, ya que en muchos casos el Catastro atribuye edificaciones dónde no las hay, los metros son aproximados y no coinciden con los reales o bien atribuye construcciones tales como piscinas, cenadores, casetas, garajes a bienes que no están anclados al suelo y que no constituyen un elemento indivisible del inmueble.

Por ejemplo, es frecuente que una piscina o una pérgola desmontables se confundan con obras que aumentan la superficie construida, generando una notificación. En estos casos las alegaciones estarán justificadas y serán aceptadas.

Por tanto, es importante que verifique que el nuevo valor asignado es correcto y que no le imputan obras no realizadas y, en su caso, presente alegaciones antes de que transcurran 15 días hábiles desde la notificación.

Para más información, puede contactar con la asesoría administrativa y fiscal de GD Asesoría.

Blog asesoría mercantil Valencia, Madrid, Barcelona, Zaragoza

Contacta ahora
Anterior
Siguiente