gestoría - gestoria laboral - obligatoriedad de las revisiones médicas - asesorias

Todo trabajador tiene derecho a someterse a un reconocimiento médico anual a cargo de la empresa. Derecho que, en ocasiones, se convierte en obligación. 

En España, las revisiones médicas están reguladas por la Ley de Prevención de Riesgos Laborales que establece que, el empresario debe garantizar a los trabajadores de su compañía la vigilancia periódica de su estado de salud en función de los riesgos inherentes al trabajo.

Estos reconocimientos sólo podrán llevarse a cabo cuando el trabajador preste su consentimiento. Y, de este carácter voluntario, sólo se exceptuarán los supuestos en los que la realización de los reconocimientos sea imprescindible para evaluar los efectos de las condiciones de trabajo sobre la salud de los trabajadores, o para verificar si el estado de salud del trabajador puede constituir un peligro para el mismo.

Ahora bien, las medidas de vigilancia y control se llevarán a cabo respetando siempre el derecho a la intimidad y a la dignidad de la persona del trabajador y la confidencialidad de toda la información relacionada con su estado de salud.

Los resultados deberán ser comunicados a los trabajadores afectados y no podrán ser usados con fines discriminatorios ni en perjuicio del trabajador. Asimismo, el acceso a la información médica de carácter personal se limitará al personal médico y a las autoridades sanitarias que lleven a cabo la vigilancia de la salud de los trabajadores, sin que pueda facilitarse al empresario o a otras personas sin consentimiento expreso del trabajador.

No obstante lo anterior, el empresario y las personas u órganos con responsabilidades en materia de prevención serán informados de las conclusiones que se deriven de los reconocimientos efectuados, en relación con la aptitud del trabajador para el desempeño del puesto de trabajo o con la necesidad de introducir o mejorar las medidas de protección y prevención, a fin de que puedan desarrollar correctamente sus funciones en materia preventiva.

En cualquier caso, las revisiones se llevarán a cabo por personal sanitario con competencia técnica, formación y capacidad acreditada.

La ley obliga a las empresas a ofrecer la revisión de forma periódica (no concreta cada cuánto tiempo) y debe hacerse cargo de todos los costes que se generen. Ahora bien, una vez su empresa cumpla con la obligación de ofrecer la revisión médica, los trabajadores podrán decidir si la hacen o no. En este sentido, aconsejamos que como empleador acredite que ha cumplido con su obligación de ofrecimiento y, si algún empleado se niega, hágale firmar un documento de renuncia

 

Revisiones médicas obligatorias

Como comentábamos, los trabajadores pueden escoger si realizan o no la revisión, pero hay casos en los que es obligatorio. Serán obligatorios los reconocimientos médicos de los trabajadores cuando dicha revisión sea imprescindible para evaluar los efectos de las condiciones de trabajo sobre la salud de los mismos. Un ejemplo de ello sería el caso de un empleado que trabaja en una fábrica cuyo nivel de ruido es elevado.

También cuando sea preciso verificar si el estado de salud del trabajador puede ser un peligro para él o para otros trabajadores o personas relacionadas con la empresa. De este modo, si un empleado debe manejar una máquina peligrosa, determinar su correcto estado de salud minimiza los riesgos para él y para sus compañeros.

Y, será obligatorio, si así lo prevé una disposición legal sobre alguna actividad de especial peligrosidad (contacto con amianto, radiaciones ionizantes...). Y cuando la ley lo indique o bien esté estipulado por convenio, que vendrá, sobre todo, marcado por el tipo de trabajo que se esté haciendo.

No obstante, es recomendable pasar revisiones médicas de forma regular, ya sea a través del servicio médico de la empresa o fuera de éste.

Para más información, puede contactar con la asesoría laboral de GD Asesoría